Laudatio de Julio Diamante

Por Julio Pérez Perucha

 

         En el año 2001 una de las Medallas que la AEHC otorga con el fin de reconocer las singulares aportaciones al cinema español de sus más preclaros cineastas (en un sentido amplio) fue a parar a las manos de Julio Diamante por un conjunto singular de motivos convergentes: Diamante no es tan sólo un cineasta notable, autor – o coautor con Elena Sáez- de los guiones de sus obras, sino que ha cultivado otras disciplinas artísticas, culturales o políticas que diseñan lo que, de acuerdo con la opinión generalizada en la AEHC, ha de ser la figura de un creador: alguien que añada a su actividad medular actividades complementarias que enriquezcan (o que prolonguen o que alimenten) su actividad de cineasta. Así pues, por mucho que Diamante sea autor de un reducido grupo de películas fechadas entre 1961 y 1975 (un mal, el de obra escasa, que comparte con muchas de aquellas figuras de nuestro cine que asimismo han considerado la película no sólo como un elemento industrial sino también como un factor de expresión o de intervención cultural o política) ha sido igualmente un conspicuo adaptador y director teatral (Ibsen, Büchner, Muñiz, etcétera) crítico, articulista y analista no tan sólo de cine y teatro sino además de asuntos literarios o temas musicales (Diamante es un notable experto en flamenco y jazz), realizador de programas radiofónicos (sobre jazz), ocasional realizador de televisión, profesor durante muchos años (entre 1964 y 1975) del IIEC-EOC, activo impulsor de plataformas europeas de realizadores cinematográficos – y también, en aquellos tiempos (en 1956) y acompañado de Sánchez Dragó y Campillo, organizador del prohibido Congreso de Escritores Jóvenes; o sea, que incluso y, en consecuencia, activista  represaliado y encarcelado por el franquismo y obstaculizado para proseguir su carrera de medicina-; y, finalmente, y en lo que consiste una de las cimas de su esfuerzo, director entre 1972 y 1989 del Festival de Cine de Benalmádena, una herramienta imprescindible para dar a conocer y aclimatar entre nosotros la modernidad cinematográfica, constituyéndose así ese acontecimiento en cultural figura de convicción cinematográfica durante la transición política española. Diamante es una personalidad decisiva, en resumen, de aquello que fue llamado Nuevo Cine Español; un movimiento al que va a aportar una visión social combativa en concordancia con las reflexiones de la entonces vanguardia política antifranquista; visión que a través de uno de sus títulos más relevantes, El Arte de Vivir, va a demostrar una singular capacidad de pronóstico. Méritos, todos juntos, más que suficientes para que Diamante goce de una de las modestas Medallas de la AEHC.

         Julio Pérez Perucha

Buscar

Acceso Socios

Bienvenido a la web de la Asociación Española de Historiadores del Cine. Si quiere salir de la sesión como socio, pulse el botón de Finalizar Sesión

Contacto

Asociación Española de Historiadores del Cine

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Apartado de correos 15.000
28080 Madrid
España

Última Noticia

junta directiva 16

Última publicación

libro actas